Inicio Artículos Generales Se despide el 2010 - Un año de logros
Se despide el 2010 - Un año de logros
Artículos Generales
Escrito por Kakhi   
Sábado 01 de Enero de 2011 23:45
Un breve recuento de los mayores logros de la Selección Nacional de Georgia en el 2010.

La Selección Nacional de Georgia nunca tuvo peores momentos como los vividos en los recientes años, especialmente bajo el mando del entrenador argentino Héctor Raul Cúper, quien llevó a la Selección Nacional a completar un histórico "anti-récord" caracterizado por un total de 15 encuentros oficiales sin conocer la victoria. Si bien la Selección desde su oficialización a principios de la década de los noventas, no fue característica como una potencia europea, siempre estaba presente dando la lucha en las eliminatorias - con ciertos altibajos - pero presente en el mapa. Éstos resultados catastróficos llevaron a los aficionados georgianos a perder prácticamente toda la fe en el equipo.

Sin embargo la negatividad del equipo culminó con la derrota en Bulgaria por una goleada de 6-2 en un partido dotado de errores y fallas en todo sentido. Cúper, quien tomó a la Selección después del estratega alemán Klaus Toppmöller y con un breve paso del croata Peter Sergt, estaba decidido a mostrar la verdadera habilidad del futbol georgiano, estrada que se denota por muchos jugadores talentosos en especial con amplia lista de jovenes promesas. Pero a pesar de ello, y también confirmado por el eterno problema de lesiones, Cúper nunca supo establecer una escuadra aceptable, por ende la mayoría de estos 15 partidos incluso salieron barato. Lo que sí es cierto es que Georgia llegó a caer a niveles altamente pobres futbolísticamente, y varios problemas se desataron entre jugadores, aficionados y directivos.

Pero llegó el año 2010, con el nombramiento de Zviad Sichinava al mando de la Federación pero sin esperanzas, dado que ya otros buenos "nombres" habían iniciado en ese puesto y todos terminaron de la misma manera, huyendo de críticas de corrupción e incapacidad de levantar el deporte principal en el país. Posterior a ello aparecieron ideas de mejoras y su cumplimiento, parecía que el deporte mejoraba. La Selección Sub-21 seguía por un maravilloso camino y los diferentes talentos brillaban en sus diferentes escuadras, solamente faltaba mejorar el nivel de la Selección Nacional para dar luz al renacimiento de la fe en el deporte más querido a nivel mundial.

Fue así como el querido Temur Ketsbaia, fue nombrado entrenador de la Selección Nacional. Y desde el momento de la confirmación, se transformó la suerte del equipo. Un joven estratega, caracterizado como posiblemente el mejor jugador de la Selección desde la independencia del país y uno de los jugadores más entregados por la camiseta que el mundo haya visto en los últimos 30 años, dio esperanzas al público aunque prometió que se haría lo que se pudiera - más no hablarían de milagros.

La Selección Nacional de Georgia aparecía en el puesto 124 en el mes de febrero del presente año, misma posición en la que la dejó el argentino Cúper con críticas y burlísticas declaraciones a los medios latinoamericanos. Temur Ketsbaia tuvo que heredar el eterno problema de los demás entrenadores georgianos, y es la falta de jugadores primordiales por lesiones serias o leves pero que imposibilitan su presentación. Ketsbaia nombró a quienes consideraba necesarios para vestir el uniforme, más allá de ello, también a quienes deseaban hacerlo. Sin favoritismos ni exageraciones, reaparecieron nombres que por diversas razones personales no agradaban a la anterior federación ni a los anteriores entrenadores.

Fue así como comenzó la mejora de la Selección, que después del mes de marzo disputó 8 encuentros oficiales y no perdió en ninguno de ellos, estableciendo un récord histórico. Más cabe destacar que de no haber sido por la mala fortuna, posiblemente los empates obtenidos ante Israel en Tbilisi y ante Letonia en Riga habrían sido victorias y 6 puntos en las eliminatorias, pero cuando pensamos en éstas cuestiones recordamos las palabras de Ketsbaia quien anunció que no se hablara de clasificar pues veníamos del puesto 124 y de un antirécord de 15 partidos sin conocer la victoria.

La Selección Nacional de Georgia entre el 2007 y el 2009 disputó 22 partidos de los cuales únicamente 8 no fueron derrotas (y entre los cuales se resaltan empates muy pobres ante Montenegro y Chipre), en cambio el presente año de 8 encuentros, ninguno ha sido derrota. Es posible que en cuestión de 9 meses Ketsbaia logró algo que dos entrenadores del mayor rango mundial no pudieron acumular con bastantes oportunidades, dejando de lado que incluso desde antes se resaltó la falta de capacidad para anotar.

Se despide el año 2010 que a los seguidores del fútbol nos trae a Georgia como sorpresa a nivel mundial, siendo al menos del continente europeo, uno de los únicos dos equipos que no conoce la derrota en esta campaña. Curiosamente el otro equipo es el mismo que será rival en el eliminatorio oficial en el mes de marzo, Croacia - y seguramente será un encuentro apasionante.

Comienza el año 2011, que titual con la noticia oficial de la FIFA que integra al joven creativo Jano Ananidze como uno de los jugadores promesa a nivel mundial; regresa a los terrenos Levan Kenia quien en el 2010 no conoció partido alguno. Misma situación con el contención Jaba Kankava... lentamente hay recuperación y aparición de nuevos talentos. Comienza el año 2011, y no existe responsabilidad para seguir con la racha, pero sí esperanza... ésa esperanza que para los georgianos nacía con un solo partido, aunque muriera lentamente con 5 o 6 seguidos. Ahora ha sido diferente, e incluso humildamente se debe aceptar que se desconoce cómo reaccionar ante esto, más sin embargo sabemos que tenemos mucho que ofrecer... y la alegría es que aún y sin mostrar nuestro mejor potencial tenemos las agallas para sostenernos.

Se despide el año 2010, al cual agradecemos con alegría y orgullo... más comienza el 2011, al cual esperamos con pasión.

Escrito por Kaji Gonenashvili para toda la comunidad de geofootball y seguidores del fútbol georgiano.
Feliz Año 2011!